October 4, 2016
Fuente: El Mundo

¿Cómo estar seguro de que sus residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs) se gestionan de manera adecuada?

Es una pregunta que surge de la elaboración de esta investigación sobre los fallos en la gestión de los RAEEs en España.

En entrevistas con especialistas en la cuestión, responsables de asociaciones, gestores de plantas de tratamiento y académicos han surgido medidas sencillas que podrían mejorar el porcentaje del 80% de los RAEEs que no es reciclado y tratado conforme a la legislación vigente.
Según el artículo 4 de la Directiva 2006/12/CE, los Estados Miembros de la Unión Europea tienen que adoptar las medidas necesarias para garantizar que los residuos se reciclan o se eliminan sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan perjudicar el medio ambiente.


¿QUÉ SE PUEDE HACER?

Compre de forma sostenible.
 Cuantos más aparatos eléctricos y electrónicos de alta tecnología consumamos, más complicamos la buena conservación de nuestro entorno. "Lo que se compra un día se convertirá en un residuo que afectará al medio ambiente mañana", explica Belén Vázquez de Quevedo, experta de la Cátedra Ecoembes de Medio Ambiente. "Se trata de concienciar a la sociedad para que consuma productos que cuando se conviertan en residuos no sean tan perjudiciales o tan difíciles de tratar", según afirma Vázquez de Quevedo. Esta concienciación se debe hacer a nivel global y empezar por el productor que genera la cadena de los residuos. "Las casas que comercializan los productos tendrían que ser más responsables, diseñar productos que realmente se puedan gestionar de manera sostenible", dice la experta. Añade: "Ahora no sabemos cómo gestionar un ordenador de la misma manera que tratamos una lata o una botella de agua. Necesitamos que los productores investiguen para vender productos que se puedan reciclar bien".

Fíjese en las tarifas de los gestores.
 "Hay un indicio muy claro que es el precio", dice Luis Palomino, secretario general de la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales. "Si se oferta el tratamiento muy por debajo del precio medio del resto de gestores, eso significa que los pasos seguidos no garantizan el correcto reciclaje del residuo", explica este experto. Grandes productores que generan altos niveles de residuos tienen la capacidad financiera para hacer auditorías a los gestores. Los gestores son las entidades públicas o empresas que tienen licencia para recoger residuos y realizar el tratamiento. Así comprueban la buena calidad del reciclaje. Para el ciudadano de a pie que deja sus aparatos a pequeños gestores es más complejo valorar si el precio es justo o no. Pero existen varios sitios en internet que indican los precios oficiales actualizados de la chatarra en función del mercado de valores de Londres, como Metalday oPreciodechatarrametalicaporkilo.

Examine el lugar donde lleva sus residuos.
 En el punto limpio de Ciudad Lineal, al este de Madrid, el paisaje habla por sí solo. Carcasas de aerosoles, de metales y de televisores que se amontonan junto a la valla que lo cerca. Los desechos recubren gran parte del descampado cercano. En el punto limpio del céntrico barrio de La Latina el cercado ha vivido tiempos mejores. Ahora está destrozado en varios tramos. Los indicios carcasas de residuos en el exterior y una valla rota sugieren que la entrada de ladrones es habitual. De hecho, hemos sido testigos: los ladrones entran de día y de noche en ese punto limpio. Si quiere asegurarse de que sus residuos se tratan adecuadamente, es mejor elegir un punto limpio bien cerrado, de muros altos, en el que no se detecten carcasas de aparatos en los alrededores, aconseja Fermín Rodríguez, director de la única planta madrileña de tratamiento, Recyberica Ambiental.

Pregunte a los gestores.
 Los poseedores de aparatos eléctricos y electrónicos caducos tienen la responsabilidad de asegurarse de que los gestores están autorizados a tratar los RAEEs que les entregan. Para ello, deben exigir los documentos que les dan autorización. Puede resultar muy útil hablar con el gestor, averiguar dónde lleva los residuos y preguntarle por el tratamiento que recibirán. Cuando los ciudadanos depositan sus aparatos directamente en un punto limpio, es aún más fácil porque tienen la oportunidad de dialogar con los operarios, según explica Luis Palomino.

Guarde la documentación.
 El Seprona hace un llamamiento a los ciudadanos para que no entreguen sus RAEEs a las personas que se ubican en las proximidades de los puntos limpios y que ofrecen un dinero, a veces, por deshacerse de ellos. Si le compran un aparato de segunda mano, "conserve la factura para emprender posibles acciones legales" si se detectasen irregularidades, según explicó el Seprona a EFE en noviembre de 2015.